Budín de Manzana y Canela

Prendemos el horno en plena ola de calor para comer este exquisito budín de manzana y canela.

 

Febrero. Ola de calor. Alerta naranja. Tormenta. Quiero algo dulce. Así es como hoy les traigo esta maravilla. Budín de manzana y canela para la merienda de hoy, el desayuno de mañana y hasta podés regalar porciones porque es muy potente.

El proceso en total te va a llevar más o menos una hora, pero vale la pena porque está buenísimo y podés ir cambiando ingredientes a tu gusto.

Budín de manzana y canela

Ingredientes:

Para el budín de manzana y canela

  • Dos manzanas verdes grandes o tres pequeñas
  • 60 gr. de azúcar rubia o mascabo
  • 1 cdita. de canela en polvo
  • 100 gr. de manteca
  • 200 gr. de azúcar rubia o mascabo
  • 1 cdita. de esencia de vainilla
  • 3 huevos
  • 200 gr. de harina 0000
  • 1 cdita. de polvo de hornear

Para el crumble

  • El crumble es siempre partes iguales de manteca, azúcar y harina 0000. En este caso, 50 gr. de cada uno.

Receta:

¡Alto ahí! Antes de comenzar, pesá todos los ingredientes y precalentá el horno a 150 grados.

Para el budín de manzana y canela

  1. Empecemos con lo más aburrido: pelar las manzanas y cortarlas en cubos pequeños.
  2. En una cacerola colocar los cubitos de manzana, los 60 gr. de azúcar mascabo y la cucharadita de canela. Cocinar a fuego medio y revolver de a ratitos, hasta que estén bien blandas.
  3. Mientras las manzanas se cocinan, en un bol batir la manteca pomada con el resto del azúcar hasta obtener un cremado. (Mirá la foto de referencia al comienzo de la receta).
  4. Agregar uno a uno los huevos. (Ver Tip #1). Batir y agregar la esencia de vainilla.
  5. Ahora incorporá la harina en tres partes y volcar las manzanas cocidas en la preparación, uniendo todo con una espátula de goma.
  6. Colocá sobre una budinera. Es momento de hacer el crumble. (Ver tip #2)

Para el crumble

  1. En la mesada colocá la manteca fría y cortada en cubitos, la harina y el azúcar.
  2. Con ayuda de dos cornets o espátulas, integrá todos los ingredientes hasta obtener un arenado.
  3. Lo importante es que la manteca no se derrita, por eso ¡no uses las manos! La temperatura normal de las manos, calienta la manteca y pierde la consistencia que necesitamos.
  4. Una vez logrado el arenado, colocá el crumble sobre el budín. Hornealo a 150 grados durante aproximadamente 45 minutos.

Tip #1 Antes de incorporar los huevos a cualquier preparación, volcalos de a uno en un bol aparte. De esta manera te asegurás que están en buen estado y no hechas a perder todos los ingredientes.

Tip #2 El tiempo de cocción siempre dependerá del tamaño y tipo de horno que tengas, lo ideal es que lo vayas mirando para que no se te queme. Si te gusta mucho hacer recetas de pastelería, te recomiendo comprarte un termómetro para horno.

¿No te decidís a hacer este budín? ¿Querés algo más rápido? Mirá más opciones en mis Recetas Dulces. 

Podés los conitos de dulce de leche que la rompen. ¿Estás más para algo salado? te recomiendo el buen chipa.

Para más recetas, seguime en Instagram que subo siempre en mis stories.

 

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Mami dice:

    Que rico mi bb! Te quieroooo!❤️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *